Recorrido turístico por la ciudad de New York

Qué ver en New York

3 July, 2010

¿Está planeando ir a New York sólo tres o cuatro días?
En primer lugar permítame que le felicite porque seguramente, y sobre todo si nunca fue a esa ciudad, estará planeando el viaje con una tremenda ilusión. ¿Ya se imagina caminando por alguna de las avenidas de Manhattan? ¡Qué suerte!. En verdad sin necesidad de haber tomado el avión, con tan sólo imaginar lo que está por llegar ya merece la pena ese viaje.
Tal vez a usted el viaje en avión a New York sea lo que menos le entusiasme, si es así le puedo reconocer que a mí tampoco me agrada mucho la idea de pasar tantas horas metido en un autobús con alas, pero también es cierto que imaginarme en una lata de sardinas cruzando el Atlántico me ilusiona aún menos.
No sé por qué, como espectador, los viajes en avión pueden parecer hasta románticos. Sin ir más lejos recuerde alguna de esas películas en las que el protagonista está llegando a su destino, mira por la ventanilla y ve las luces de la ciudad que lo reciben como si fuese un día de fiesta. Pero ahora deje de imaginar y sitúese usted en el avión, cuando ya ha tenido la suerte de cruzar todo ese grande e inacabable océano, y se prepara para recibir tierra, esperando que el recibimiento sea suave, sabiendo que es el momento más delicado de ese final de trayecto. Allí está ese cacharro, porque se diga lo que se quiera y a pesar de la tecnología los aviones parecen cacharros cuando despegan o toman tierra, que le conduce a su ciudad soñada.
El aeropuerto de New York es lo primero que va a tener que enfrentar. No es que sea una dura tarea salir de allí pues le aseguro que lo conseguirá. Ahora bien, ¿a qué precio?. Creo que esa es la cuestión clave en todo New York. ¿A qué precio conseguirá un hotel, un taxi, una cena,…?.
Aquí le dejo un enlace a un artículo sobre los aeropuertos de New York.

Supongamos que ya está en su hotel. Que de alguna manera logró llegar y después de ducharse está dispuesto a no desaprovechar ni un solo minuto mientras esté en esa ciudad.
¿Por dónde puede comenzar a ver New York?
Es complicado trazar una ruta porque siendo la ciudad tan grande la localización de su hotel va a marcar sin duda esa ruta, su comienzo y su final. Así que voy a intentar darle algunos consejos sobre lo que yo no dejaría de ver estando en New York, y luego usted decida cómo planea sus rutas por la ciudad.

A su disposición tiene muchos más museos de los que podrá ver.

1. La primera gran decisión, ¿ver museos o dedicarse a recorrer New York?.
Es posible que usted lo tenga muy claro, tal vez para usted los museos sean imprescindibles en su visita a la ciudad y lo comprendo que pueda ser así, o tal vez para usted los museos sean totalmente prescindibles, y también lo podría comprender.
Mi consejo es que si sólo va  a estar 3 o 4 días en New York no le dedique más de una mañana o una tarde a ver un museo, el que usted prefiera. Claro que esa recomendación es sólo acertada si usted no va a visitar con frecuencia New York y no tiene como claro objetivo ver más de un museo.
¿Por qué sólo un museo?
Pues porque es verdaderamente una pena que deje de ver toda esa vida que ilumina cada rincón de esta ciudad. Meterse en un espacio cerrado a ver algo “sin vida” a pocos metros de usted sé que es una muy desconsiderada manera de describir la visita a un museo pero cuando esté de regreso a casa le aseguro que recordará con mucha más fuerza e ilusión los exteriores que los interiores.
Dos opciones interesantes en cuanto a museos en New York:
- American Museum of Natural History, es la mejor elección si le gusta la historia natural y desea ver grandes esqueletos de dinosaurios aunque tampoco hay que olvidar los meteoritos, las mariposas de un espectacular mariposario o el magnífico Rose Center for Earth and Space que está dedicado, como su nombre indica, a nuestro planeta y al espacio. ¿Alguna buena idea respecto a este museo?, compre las entradas desde el propio sitio web del museo así ahorrará tiempo cuando esté en New York.
- Metropolitan Museum of Art, también conocido como Met, podría ser su único centro de atención durante todos los días que esté en New York ya que con sus aproximadamente 200.000 metros cuadrados de exposiciones sería imposible que pudiera ver todo lo que este museo puede ofrecerle en tan pocos días. Revise la web del Met para saber si en la fecha de su viaje hay alguna exposición temporal que sea de su interés y sino es así entonces revise la exposición permanente del museo que diseñe su ruta. Un buen consejo con relación a este museo es que no lo visite en día festivo ya que las colas pueden ser interminables.

Las avenidas en New York son infinitas y su tiempo es muy limitado.

2. Segunda gran decisión, ¿quiere ir de compras?.
Ciertamente el cambio euro dólar favorece a esta última moneda con lo cual las compras en Estados Unidos pueden llegar a ser muy atractivas por el ahorro que conllevan. Sin embargo parece que la fortaleza del euro no se va a mantener durante mucho más tiempo y puede ser que lleguen a la paridad en el cambio. Está desde luego por ver qué sucederá pues desde el periodo comprendido entre el año 2000 y 2002 el euro ha ganado en el cambio frente al dólar pero con la crisis internacional parece que Europa, y su moneda, pueden perder fuerza.
Vamos a ser realistas. Ver tiendas requiere mucho tiempo y si usted va a pasar sólo tres o cuatro días en New York tal vez también le apetezca algo más que comprar. En New York hay centros comerciales que le ofrecerán en relativamente poco espacio muchas tiendas, pero si quiere ver lo más llamativo de la ciudad entonces tiene que ir hasta la Quinta Avenida, a la altura de la Biblioteca Pública de New York para comenzar este recorrido.
Vamos a ir por lo tanto desde la Biblioteca Pública hasta Central Park. Todo ese recorrido de algo más de 1000 metros está plagado de tiendas, las más llamativas, lujosas y caras, aunque de todo hay en esa avenida.
Para su sorpresa una de las primeras tiendas, o la primera que verá, en la que tal vez entre pero no compre nada es de Zara. ¡Ir desde España a New York para comprar en Zara parece que no es lo que por lo general se tiene en mente!. Así que puede seguir y se encontrará con tiendas de electrónica, librerías, tiendas de moda, joyerías, a mitad de recorrido pasará por delante de la Catedral de San Patricio, y cuando llegue a la altura de Central Park es probable que vaya cargado/a con las compras y con menos dinero en su cuenta bancaria, supuesto que pague con tarjeta de crédito.
En las calles perpendiculares a ese tramo de la Quinta Avenida va a encontrar más tiendas así que ya depende de usted si quiere emplear sólo una mañana o una tarde en comprar o quiere dedircarle varios días.
Si prefiere visitar algún centro comercial donde tal vez encuentre ropa a mejor precio entonces pruebe con Manhattan Mall que no está demasiado lejos de la Biblioteca Pública de New York, a algo menos de 1000 metros, entre la Sexta Avenida y la Calle 33. Si desea conocer este centro comercial para ver si puede ser de su interés le recomiendo que visite su sitio web.
Otra recomendación: Macys, muy cercano al anterior situado entre la Séptima Avenida y la Calle 34.

Hay mucho que ver en New York, sobre todo desde los miradores.

3. Tercera gran decisión, ¿cuánto tiempo le va a dedicar a la contemplación?.
No es broma lo que le estoy proponiendo. Si visita New York hay lugares realmente atractivos que le van a pedir tranquilidad y contemplación, y nada de carreras.
Varios de esos lugares se encuentran a bastantes metros sobre el suelo, son los miradores de New York. Se los recomiendo porque gracias a ellos podrá tener una idea más exacta de lo enorme que es esta ciudad y de cómo el hombre ha transformado de una manera brutal el medio ambiente.
Desde el mirador Top of the Rock que se encuentra en el 30 de Rockefeller Plaza (qué ver en el Rockefeller Center), o desde el mirador del Empire State Building localizado en el 350 de la Quinta Avenida, tendrá oportunidad de ver esta enorme ciudad. No se vaya sin haber subido a alguno de estos miradores.
A pie de suelo un lugar para la contemplación es Central Park. Realmente es mucho más que un parque. En el enlace anterior encontrará una página con varias recomendaciones.

Broadway si, pero sin colas.

4. Cuarta gran decisión, ¿le apetece ver algún espectáculo de Broadway?.
Mi recomendación es que le dedique alguna noche a alguno de estos famosos espectáculos. No voy a decirle que una visita a New York sin pasarse por Broadway sea incompleta pero sin duda esos espectáculos reflejan bastante bien el espíritu festivo de nos neoyorkinos.
Hay multitud de espectáculos entre los que elegir: Chicago, Los productores, Hairspray, Avenue Q, La familia Addams, …
Sin ninguna duda compre las entradas antes de su viaje a New York, aquí tiene dos sitios de venta de entradas: Broadway y Ticketmaster.

No parece que las anteriores sean muchas recomendaciones pero recapitule y empiece a calcular el tiempo que va a necesitar:
- Un día completo para las tiendas de New York.
- Una mañana para los miradores y Central Park.
- Otra mañana para un museo.
- Una noche para Broadway.

Tan sólo súmele lo que le podrá dedicar a las tiendas, edificios, parques,… que se encuentre mientras pasea y habrá agotado sus tres o cuatro días en New York.
Suerte y diviértase.

Lugares interesantes |

Publique su comentario

Usted debe de registrarse para escribir un comentario.

Páginas

Categorías

New York