Recorrido turístico por la ciudad de New York

Recorriendo la calle 42 de Manhattan

30 junio, 2008

La calle 42 recorre Mahattan de oeste a este, o al contrario, siendo una de las principales arterias de comuncicación de la ciudad. Por la zona este da entrada a toda la gente que llega desde el barrio de Queens, a través de un subterraneo y definitivamente se convirtió en un gran centro de comunicaciones cuando se instaló la Gran Central Terminal (metro) más o menos en el centro de la avenida, entre las avenidas Madison y Lexington.

El vídeo que incorpora este artículo muestra un recorrido en coche por la calle 42. No es un video tradicional porque como podrá ver, al mismo tiempo que se sorprende, el vídeo es interactivo y permite que al mismo tiempo que el coche van recorriendo la calle usted pueda mover a voluntad el cursor sobre dicho vídeo observando todo lo que le rodeo. Se trata de un vídeo con visión en 360º.
Es cierto que empresas como Google ya han sacado sus mapas interactivos sin embargo esa tecnología no la han aplicado al vídeo sino a imágenes estáticas.
En el vídeo como podrá ver algunos de los edificios y comercios de la calle 42 aunque la calidad del visionado no es muy buena (lo dejaremos en aceptable). A parte del museo de Madame Tussaud, que aparece claramente con su gran cartel, en esta calle podrá encontrar el edificio de la New York Public Library, el parque Bryant, el edificio Chrysler Building y junto a la salida hacia Queens se encontrará con el edificio de las Naciones Unidas (ONU).
Al igual que tantas otras calles de Mahattan no faltan tiendas, restaurantes (Tudor Restaurant, L’Impero Restaurant, Osteria Laguna Restaurant, Capital Grille, Golden Krust, Hale & Hearty Soup LLC,…) y teatros o salas de fiesta. Por citar alguno de estos sitios de la calle 42 un paseo le descubrirá el B B King Blues Club, varias cafeterías Starbucks, el Mc Donald’s que puede ver en cierto momento en el vídeo,… Si quiere también puede alojarse en esta calle, por ejemplo en: el hotel Casablanca (147 W 43rd Stree),  hotel New York Helmsley (212 E 42nd Street), Hotel Capital Advisers Inc (60 E 42nd St 962), Tudor Hotel (304 E 42nd St), etc.

Lugares interesantes |

La Catedral de San Patricio en Nueva York

5 junio, 2008

No es Nueva York una ciudad para disfurtar de la tranquilidad auque en su gran parque Central Park pueda haber momentos en los que se te olvide dónde te encuentras o mejor aún se te olvide ese gran contraste que exite entre la zona de cesped y las calles inundadas de coches y de gente.
Catedral de San Patricio en Nueva York
También es cierto que a Nueva York nadie viaja para encontrar la paz de espíritu salvo que ésta se pueda comprar en alguna de sus numerosas tiendas que están siendo actualmente los lugares favoritos de los turistas que quieren aprovechar lo barato que está el dólar.
En mitad de este ambiente y con semejante panorama, ¿quién puede creer que en una catedral situada entre la quinta avenida y la avenida Madison se puede encontrar algo de tranquilidad?.
La Catedral de San Patricio más que un lugar de oración y de encuentro con Dios es un punto más de los recorridos turísticos por la ciudad de Nueva York, de hecho quienes visitan el cercano Rockefeller Center suelen pasarse por esta Catedral de estilo gótico. 
Siendo Nueva York una ciudad en la que todas las medidas parecen haber sufrido los efectos de una prolongada y marcada dilatación sorprende que la Catedral de San Patricio sólo tenga capacidad para 2400 personas.
Fíjese en el parecido de los arcos de la catedral, que puede ver en la fotografía, con los del puente de Brooklyn que son de estilo neogótico.
En el interior de la Catedral destacan sus vidrieras y su gran órgano.

Rascacielos y edificios |

El puente de Brooklyn está de fiesta

23 mayo, 2008

Probablemente cuando usted haya visto una imagen como símbolo de Nueva York, entre los rascacielos y la estatua de la libertad se habrá encontrado en numerosas ocasiones a este puente que une la isla de Manhattan con el barrio de Brooklyn.
Ya han pasado 125 años desde que se construyó y todavía sigue cumpliendo su función sin que el paso del tiempo haya deteriorado su estructura, si bien a comienzos de los años 80 se realizó una profunda restauración.

El puente está dividido en dos niveles, uno para el paso de los coches y otro para peatones y bicicletas. Si lo recorre a pie necesitará por lo menos media hora ya que en sus más de mil ochocientos metros con seguridad de detendrá en varios puntos diferentes para poder observar Manhattan y seguramente para hacer algunas fotos.
Ahora que se celebra el 125 aniversario se organizarán varios actos festivos que también servirán como homenaje a todas las personas que fallecieron en ese puente, por ejemplo su diseñador, el alemán John Augustus Roebling que ni tan siquiera llegó a verlo construido.
El puente de Brooklyn es realmente llamativo, tanto por sus torres como por esos claves de acero que tejen todo el puente. Si se fija en las torres que tiene arcos de estilo neogótico encontrará gran parecido con otros arcos que se encuentran en la catedral de San Patrick’s que se encuentra muy próxima al Rockefeller Center.
Si viaja en dirección a Brooklyn para visitar este barrio recuerde darse una vuelta por el Jardín Botánico de Brooklyn.

Rascacielos y edificios |

Qué ver en Central Park

19 mayo, 2008

Este parque le permitirá olvidarse durante unas horas de New York sin tener que salir de la ciudad. Con sus 4 kilómetros de longitud y 800 metros de anchura Central Park le ofrece un espacio de árboles y plantas que le invitará al descanso, la diversión o la práctica de varios deportes.
Si usted es un turista que se plantea pasar pocos días en New York está claro que no querrá pasar las horas echado en el cesped y viendo las nubes pasar.

Es lo malo del turismo de hoy día que ha convertido a multitud de personas en coleccionistas de fotos o de recuerdos, así que no hay opción para conocer o integrarse con la realidad de esos países y mucho menos para intentar olvidarla, como por ejemplo hacen tantos newyorkinos en este parque. De todas maneras tampoco es culpa suya tener sólo seis días libres para viajar. En su caso si sólo le interesa saber qué esconde el parque lo mejor es que se dé un paseo en un coche de caballos durante unos veinte minutos que dura el trayecto y descubrirá sus principales rincones. El precio de este recorrido está en torno a los cuarenta dólares.
Sin embargo si prefiere recorrer a pie Central Park entonces es mejor que tome su mapa de New York y trace una ruta a lo largo del parque.
En esa ruta pueda visitar alguno de los lugares que aquí le recomendamos:
Strawberry Fields es una de las zonas del parque más visitadas. Se encuentra frente al edificio Dakota, lugar donde vivió y murió John Lenon y donde se rodó la película la semillas del diablo. En esta zona hay un mosaico donde se puede leer Imagine.
– Junto al Lago Belvedere se encuentra el Castle Belvedere donde se encuentra el Observatorio Henry Luce Nature. En el parque es muy común la presencia de halcones y de gran variedad de aves.
– También junto al lago Belvedere se localiza Delacorte Theater que es famoso por sus representaciones de obras de Shakespeare al aire libre.
– Si le gusta la pesca puede practicar este tranquilo deporte en el Harlem Meer, el pequeño lago situado más al norte. Tenga en cuenta que todo lo que pesque tendrá que volver a soltarlo de nuevo.
– No muy lejos de ese lago se encuentra Worthless Boulder, en una pared de prieda de unos 3 metros de altura puede practicar la escalada, deporte más intenso y arriesgado que la pesca.
– Si usted prefiere el patinaje y no desea ir hasta la pista del Rockefeller Center puede practicar este deporte en la pista de Wollman Rink.

Parques y jardines |

Qué ver en el Rockefeller Center

13 mayo, 2008

Hay lugares en muchas ciudades, y New York es una de ellas, que logran convertirse en el centro de interés y en el símbolo de determinados acontecimientos o emociones.
Para los habitantes de esta ciudad el Rockefeller Center es sin duda un punto de cita, aunque sólo sea a través de la televisión, para ver cómo se encienden las luces de su imponente árbol de Navidad, algo que sucede la semana siguiente al Día de Acción de Gracias.
Mirador del Rockefeller Center
Probablemente lo que convierta a este árbol en algo diferente al resto no sea el propio abeto sino la gente que patina a sus pies. Ese conjunto de luces y de gente que sonrie, patina, se cae, se ilusiona con poder ver y ser visto en ese lugar y saber que todos se sienten unidos en ese sentimiento de dicha que trae la Navidad es lo que consigue que miles de neoyorkinos se reunan junto al árbol cada año.
Desde luego el Rockefeller Center tienen mucho más que ofrecerle. Este lugar alberga más de cien tiendas donde podrá comprar a un precio exquisitamente elevado y si quiere digerir sus compras nada mejor que elegir uno de sus 40 restaurantes, bares o cafeterías donde encontrará todo lo que su paladar pueda pedirle.
¿Le apetece ver ahora mismo el Rockefeller Center?
No le aseguro que esté activa la webcam (actualizo: eliminaron la webcam) pero si pulsa en el enlace y se descarga el plugin usted mismo podrá ver ahora mismo que todo esto sigue existiendo.
Por cierto, después de llevar muchos años cerrado el famoso y extraordinario mirador del Rockefeller Center vuelve a funcionar. El llamado Top on the Rock le garantiza las mejores fotos de New York. No se lo pierda, es algo que debería de ver en New York si le gusta lo espectacular. Desde ese mirador comprenderá en qué hormiguero estamos viviendo y cómo el ser humano ha llegado a transformar su entorno natural. Verá una ciudad enorme que se extiende más allá del horizonte y que sin más remedio tiene que darles la razón a todos los que piensan, o pensamos, que el cambio climático es inevitable en un mundo tan transformado.

Rascacielos y edificios |

Comprar en las tiendas de New York

24 marzo, 2008

El turismo español que llega a la ciudad de Nueva York no deja de incrementarse y lo hace en buena medida favorecido por el cambio tan favorable que tenemos del euro frente al dólar. A lo largo de los primeros meses de este año 2008 el cambio se ha situado en torno a 1,5 a favor del euro, es decir, que usted entrega un euro y le dan a cambio 1,5 dólares, o visto con la perspectiva del comprador español, usted compra por valor de 100 dólares y sólo tiene que pagar 66 euros.
Comprar en tiendas de New York
Es innegable que a muchas personas que ya de por si les atrae la idea de viajar a New York aún les podrá interesar más hacer este viaje si tienen pensado gastarse una buena cantidad de dinero haciendo compras. Incluso si su idea de unas vacaciones en esta ciudad se alejan de pasar por sus tiendas también le puede resultar atractiva la ciudad de New York puesto que el cambio favorable del euro le permitirá pagar menos por su alojamiento, por sus visitas a restaurantes o si decide apuntarse a alguna ruta guiada por la ciudad.
Para los que no quieran desplazarse de su casa y quieran aprovechar los buenos precios está disponible Internet. A través de este medio se puede comprar en multitud de tiendas de todo Estados Unidos beneficiándose así de un euro fuerte. Los gastos de envío no suelen incrementar en exceso el precio final con lo cual sigue siendo interesante realizar muchas compras.  Aunque no todo puede ser acertado comprarlo en Estados Unidos, tenga en cuenta que en el caso de pequeños electrodomésticos, tanto por cuestiones de garantía como por el diferente voltaje, lo que ahorra en su compra puede ser al final un mal consuelo si el aparato comprado tiene un mal funcionamiento.
La realidad final, ya se compre directamente en New York o a través de Internet es que esta ciudad no está notando tanto la crisis incipiente que están sufriendo otras ciudades de Estados Unidos. Las previsiones es que durante todo este año se siga incrementando el flujo de turistas.

Tiendas en Nueva York |

En un partido de baseball en el Yankee Stadium

13 marzo, 2008

Cuando se visita otro país casi siempre gusta hacer lo que aparece ante nosotros como una costumbre, de los aborígenes, que resulta exótica. Llegar a New York es sinónimo para muchas personas de comer perritos calientes o echarse en la hierba de Central Park, para otros más aficionados al deporte, y por lo tanto no tan amantes del descanso, la costumbre a imitar es asistir a un partido de baseball de los Yankees en el Yankee Stadium. Puede incluso que no sea necesario ser amante del deporte porque tan sólo por ver el espectáculo y la pasión de la gente siguiendo el partido merece la pena comprar una de las entradas. Su precio va a depender del lugar que desee dentro del estadio, las posiciones mejores tienen un precio que varia entre los 60 y los 120 dólares. También podrá conseguir entradas a un precio superior e inferior pero para comprarlas se necesita ser un gran aficionado o no estar dispuesto a gastar ni un dólar más.
Yankee Stadium
Las entradas para cualquier de los partidos de baseball de la temporada, que se inicia en abril y finaliza en octubre, las puede comprar en la web del Yankee Stadium.
Si de verdad le interesa el baseball entonces también puede optar por una visita guiada al estadio en la que podrá ver la zona de vestuarios, los banquillos o la zona donde se exhiben los numerosos trofeos.
El Yankee Stadium se encuentra entre Harlem y el Bronx, bordeando la avenida River.

Ocio y diversión |

Aeropuertos de New York

28 febrero, 2008

Por fortuna cuando compramos un billete de avión para viajar a New York ya nos desentendemos de todas las demás cuestiones que afectan a dicho viaje. Digo que por fortuna es así porque no me quisiera ver yo en mitad de un vuelo en el que el piloto le pregunta a la tripulación que si saben en qué aeropuerto debe de aterrizar, o para qué sirve la palanca que tiene justo a su derecha.
Aeropuertos de Nueva York
Cada cual asume su cometido y el de un viajero nada tiene que ver con ese tipo de cuestiones técnicas. Sin embargo tanto cuando se llega a New York, por lo general al aeropuerto JFK al viajar desde el extranjero, o cuando decidimos ir a alguna de las ciudades de Estados Unidos, tendremos que vernos cara a cara con uno de sus tres aeropuertos.
– El aeropuerto Internacional JFK es el principal aeropuerto de New York y se encuentra al sur de Flushing.
– El aeropuerto de La Guardia está más bien dedicado al tráfico nacional y se encuentra entre Corona y Astoria, mucho más cercano a Manhattan que el JFK.
– El aeropuerto de Newark Liberty se encuentra en las inmediaciones de Nueva Jersey y se encuentra bien comunicado con Manhattan así que no tardará en llegar más que desde el aeropuerto JFK.
Pues bien, lo que debe de tener en cuenta es que desde cualquier de esos aeropuertos podrá trasladarse a Manhattan, como zona de referencia, por diversos medios.
Viajar en taxi es una de las opciones más inmediatas, el precio para el desplazamiento a una zona intermedia de Manhattan desde cada uno de los aeropuertos puede ser de media: JFK (60 dólares), La Guardia (40 dólares) y Newark (60 dólares).
Aunque es nuestro país es una opción poco conocida en Estados Unidos también podemos encontrar numerosas compañías de coches de alquiler que ofrecen este servicio. Por ejemplo algunas de las empresas que podrá encontrar en los aeropuertos son (algunas con limusinas de gran lujo): US Open Limousines, Tel-Aviv Limo, Cityline Limousine, etc.
Los precios son variables entre las diferentes empresas, por lo general pueden ser un 20% a 30% más caros que los taxis, aunque si selecciona un servicio de lujo el precio también se incrementará notablemente.
Desde cualquiera de los dos aeropuertos de New York puede desplazarse hasta la ciudad en autobús, por ejemplo utilizando el servicio de NYAS, o el servicio de la empresa Olympia.

Transportes |

The Metropolitan Opera

17 febrero, 2008

Como sucede con tantos espectáculos que son relativamente minoritarios resulta imprescindible ser muy previsor si se quiere disfrutar de ellos. La ópera es bien cierto que tiene muchos aficionados en todo el mundo sin embargo no es nada comparable con el interés que despiertan los grupos musicales más actuales, en casi cualquier ciudad hay una sala de conciertos, aunque se trate de una capital de provincia, sin embargo teatros de la ópera no es tan fácil localizarlos, por esta misma razón también suele ser complicado conseguir entradas.
Ópera en New York
El Metropolitan Opera House ofrece numerosas representaciones de óperas a lo largo del año sin embargo si espera hasta el último momento es seguro que le resultará imposible comprar una entrada. Si quiere tener la oportunidad de elegir una zona de su gusto para poder asistir a una ópera debe de estar atento para comprar entradas nada mas se pongan a la venta.
Por lo tanto si tiene previsto viajar a New York y quiere asistir a la representación de alguna ópera en el Metropolitan lo que puede hacer es comprar las entradas vía Internet. No espere a llegar a New York para comprar las entradas porque será 100% seguro de que no encontrará ni una sola butaca libre.
En el Metropolitan no sólo puede asistir sentado a las representaciones de las óperas, también hay una zona para los que no tienen problemas en pasar varias horas de pie. El precio además de esas entradas es muy bajo, incluso hay algunas zonas de visibilidad parcial con precios de ganga, ahora bien, recuerde que hay óperas como la Valquiria de Wagner que duran 5 horas.
Los precios oscilan entre  los 375 $ y los 15$, lo cual se agradece, me refiero a que es lógico que no todas las localidades tengan el mismo precio, a parte dejo que los precios más altos me puedan parecer excesivos. Lo que si me parece inaceptable es la táctica de vender todas las localidades a un mismo precio, no numerarlas, y además encontrarte con la desagradable sorpresa de que a la hora que has llegado, con toda la gente sentada, sólo te queda disponible el peor sitio de todos.
Si usted no compró sus entradas a tiempo o sólo quiere darse un paseo por el Metropolitan puede apuntarse a una visita guiada en el Lincoln Center que es donde se encuentra este teatro de la ópera. Como ya puede imaginar también dispone de una tienda del Metropolitan Opera donde podrá comprar dvds, cds, libros,… y en general todo lo relacionado con las óperas, así como pequeños objetos de regalo.

Teatros y cines |

Librerías Strand en Nueva York

14 febrero, 2008

En total son tres librerías con las que cuenta esta marca en New York. La mayor de todas, con estanterías que parecen no tener fin se encuentra en el 828 de Broadway esquina con la 12th St. y no muy lejos de Union Square. Otra de las librerías se encuentra en el número 95 de la calle Fulton y por último la que se encuentra en Central Park, en la esquina de la quinta avenida y la 60th Street.
Librerías en New York
Tanto el servicio en las librerías Strand como en la venta por Internet es bastante bueno, lo digo por haber comprado en la librería que se encuentra en Central Park.
Tal vez la visita a una librería no se encuentre entre las paradas típicas de los turistas sin embargo cuando los libros forman parte de las aficiones ni siquiera haciendo turismo en New York hay motivo para olvidarlos.
Los precios de los libros usados, algunos de los cuales están prácticamente nuevos, suelen ser bajos y si tenemos en cuenta cómo nos favorece el cambio de euros a dólares si que puede ser un buen momento para comprar esos libros que son difíciles de localizar o que tienen un elevado precio. Además es todo un placer recorrer esas 18 millas de libros donde se puede encontrar de todo lo imaginable.

Tiendas en Nueva York |

Páginas

Categorías

New York